Archive for the ‘1960's’ Category

h1

One-Eyed Jacks (¿Qué sería de los genios sin ego?)

julio 1, 2010

Aunque “El rostro impenetrable” es un fim que por sus características en un principio no me llamaría la atención, le debía una oportunidad por el hecho de ser la única película dirigida por Marlon Brando. Además teniendo en cuenta que en un principio la peli iba ha ser dirigida por Stanley Kubrick en lo que podía haber sido su única aportación en el mundo del western la deuda era mayor. Brando como actor era inigualable pero, por desgracia, como director no se puede decir lo mismo y menos compararle con Kubrick. Aunque el hecho de que una película dirigida por Kubrick y protagonizada por Brando pudiera crear expectación y de hecho podría haber sido una maravilla, era evidente que el choque de egos entre los reconocidos por muchos (entre los que me cuento) como mejor director y mejor actor de la historia iba a hacer saltar chispas hasta el punto de que la cosa fuese imposible de que funcionase.

Para muchos “El rostro impenetrable” puede ser un gran film con un buen tratamiento de personajes y potencia visual, además era el primer western en el que se podía ver el mar (elemento que da para muchas lecturas), pero para mí la peli es simplemente un coñazo de western clásico con una duración excesiva tan solo destacable por la interpretación de Brando (bueno, también tenemos a Karl Malden) y la historia que envuelve al rodaje y gestación del filme. Como ya comenté antes la peli iba ha ser dirigida por Kubrick, y a parte de por las múltiples disputas entre él y el divo de Brando (fue él el que hizo despedir al director) un hecho que fue decisivo para que al final Brando cogiese las riendas del proyecto por su cuenta fue que Kubrick quería meter de coprotagonista a Spencer Tracy mientras que Brando ya había llegado al acuerdo con la productora de que ese papel lo realizaría su colega Karl Malden o no lo haría nadie. Sin embargo el carácter de Brando no fue en Kubrick en quien tuvo influencia, pues el director tenía los cojones muy bien puestos como para que nadie se le subiese a la chepa, sino en la actriz mexicana Pina Pellicer, que fue la patternaire de Brando en el film, de hecho esta actriz no volvió a trabajar en un film de Hollywood debido al trauma que le causó trabajar junto a Brando (sin embargo sí apareció en un par de series míticas de la televisión de USA como “La hora de Alfred Hitchcock” y “El Fugitivo”). Curioso también es saber que Sam Peckinpah iba ha escribir en un principio el guión de la peli pues el film guarda puntos en común con gran parte de su filmografía, pero Kubrick, que tampoco debía entender muy bien a este otro genio, le despidió y cambió por otro guionista que más tarde también sería despedido por el productor Frank P. Rosenberg. El personaje interpretado por Brando al parecer estaba inspirado en Billy El Niño, personaje que Peckinpah volvería ha tratar en “Patt Garret & Billy The Kid”, película en la que contaría con múltiples cameos de actores del western clásico (aunque el estilo de la película escupía en los cánones preestablecidos por este tipo de cine) como Katy Jurado y Slim Pickens los cuales aparecieron en “El rostro impenetrable” y que en la peli de Peckinpah interpretarían a la pareja que protagonizaba la inolvidable escena en la que suena el “Knockin’ on heaven’s door” de Bob Dylan.

Marlon Brando en el set.

Por otra parte también hay que decir que a pesar de que la capacidad como director de Brando era muy inferior a su metódica forma de actuar (en el rodaje de esta peli se pasaba horas mirando romper las olas del mar para inspirarse) su ego fue trasladado a su papel como director llegando a ser tan pretencioso de realizar un primer montaje que llegó a durar unas 5 horas (como si no se hiciesen largas las 2 horas y 20 que dura el montaje de la Paramount (productora con la que Brando acabó muy mal, de hecho, más adelante, en la producción de “El Padrino” en un principio se negaban a que Coppola le cogiese para protagonizar el film)) y que para colmo quería estrenar!!

La incógnita que yo me planteo es: ¿qué hubiese pasado si Kubrick y Brando hubiesen dejado a un lado sus egos y se hubiesen adaptado a lo que se les ofrecía? pues probablemente hubiesen realizado un gran clásico de la historia del séptimo arte pero si esto hubiese sucedido así seguramente no hubiesen sido los genios que ambos fueron.

Anuncios
h1

Atraco a las tres

noviembre 4, 2009

“Atraco a las tres” aparte de ser una peli en la que nos encontramos con una de las mejores y más divertidas interpretaciones del recientemente fallecido José Luis López Vázquez es una de las películas clave del cine español, una obra maestra decisoria de la nueva ola de cine hecho en España que explotó a finales de los 50 con cineastas como Pedro Lazaga, Mariano Ozores o Luis García Berlanga y una cantera de actores que contaba con nombres tales como los de Alfredo Landa, Fernando Fernán Gómez, Toni Leblanc o el propio José Luis López Vázquez, definiendo parte de la esencia del cine español y trayendo consigo la etapa en la que éste gozaría de mejor forma.
En “Atraco a las tres” se nos muestra la historia de un grupo de subordinados que trabajan en un banco y que, tras ser destituido de su cargo el director de toda la vida, deciden atracarlo y darse a la buena vida. Este argumento de película de atracos con plan estudiado y bien urdido que terminaría por convertirse en lo que ni los protas ni el público esperarían en un principio salió de la cabeza de Pedro Masó (fallecido hace cosa de un año) y Vicente Coello, los cuales luego serían ayudados para la adaptación al guión por Rafael J. Salvia. Como productor del film nos encontramos con José Alted (su única producción, pero colaboraría como director de producción en títulos tan míticos como “Las Ibéricas F.C.” o “Pepito Piscinas”) quien se encargó de elegir adecuadamente a José María Forqué (padre de la famosa actriz Verónica Forqué que ya había dirigido otro clásico como lo fue “091 Policía al habla”) como director de la película, realizando una labor de artesanía cinematográfica de las que a día de hoy ya no se dan.

La peli no tiene desperdicio alguno empezando por su troupe protagonista, una reunión de estrellas con talento que ya quisiese la saga Ocean’s del puto Soderbergh, en la que nos encontramos a José Luis López Vázquez como el inolvidable Fernando Galindo (personaje principal de la película e instigador del plan para atracar el banco) junto a sus entrañables cómplices del delito y compañeros de trabajo: Casto “Cassen” Sendra (con el que López Vázquez ya había demostrado tener química solo un año antes en “Plácido”), Gracita Morales (la pareja cinematográfica de López Vázquez con la que más química tuvo), Agustín González (que repitió otra colaboración fantástica con López Vázquez en la serie “Los ladornes van a la oficina”) y, los dos únicos que permanecen aún vivos, Manuel Alexandre (también colaboró con López Vázquez en “Los ladrones van a la oficina” y que en el film aparece tan entrañable como siempre) y Alfredo Landa (en su primer papel de importancia). En cuanto a secundarios destaca como la femme fatale que juega con los sentimientos del calenturiento personaje de López Vázquez la alemana Katia Loritz, Manuel Díaz Gónzalez como director al que despiden del banco y José Orjas como nuevo director, sin olvidarnos de los cameos de las míticas Rafaela Aparicio (con su papel característico) y Lola Gaos (como la hermana de López Vázquez en la peli). Mención aparte merece la maravillosa banda sonora de Adolfo Waitzman que tan bien capta el espíritu de la agridulce comedia ibérica.

La peli es un auténtico goce de principio a fin, de esas que puedo ver un millón de veces y la sigo disfrutando sin cansarme, una comedia (con el toque agridulce de la sociedad española) genialmente planteada que poco tiene que envidiar a otras producciones extranjeras de la época. Y es que para hablar del cine español con propiedad no nos podemos olvidar de “Atraco a las tres”, un fresco perfecto de una sociedad que todavía no ha cambiado. Para la posteridad quedan un montón de momentos y frases como las proferidas por López Vázquez como:- “Sin faltar conserje que todavía hay clases.” o:- “Fernando Galindo: un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo.” Sin olvidar su alentador discurso, antes de proponer el atraco, tras enterarse de que el director ha sido despedido:
“He dicho que me alegro y me alegro! Estoy harto de levantarme a las siete de la mañana, de trabajar como un esclavo, de que pasen millones por mis manos sin que le den a uno tiempo de saborearlos. En una palabra señor director: me he cansado de ser POBRE! Yo quiero veranear en la Costa Azul y pasar el invierno en Chamonix alternando con las campeonas del slalon gigante. YO, señor director, he nacido para vivir como un duque y usted ha sido el que me lo ha impedido.”

Por supuesto quedan muchas cosas por comentar, muchos detalles inolvidables en el tintero, pero lo mejor que se puede hacer para rememorarlos es volver a ver la peli y homenajear de paso a López Vázquez como merece. Más peliculones así en vez de subvencionar bodrios panfleteros a gentuza como Fernando León de Aranoa es lo que haría falta en el panorama actual del cine español.
Más imágenes:

Cameos de Rafaela Aparicio y Lola Gaos

Una imagen irrepetible: José Luis López Vázquez cara a cara con Alfredo Landa

Manuel Alexandre y Alfredo Landa: dos de los grandes y tras la muerte de López Vázquez, los únicos protagonistas del film que continúan con vida

Más imágenes de la película