h1

Harlem Nights (Eddie Murphy con ínfulas de gran autor)

marzo 15, 2010

A finales de los 80 Eddie Murphy se encontraba en la cima de su carrera, una carrera que había empezado a labrarse como cómico desde finales de los 70’s metiéndose de lleno en el mundo del cine a principios de los 80’s con hitos como “Límite 48 horas” y “Entre pillos anda el juego”. Estos títulos vendrían seguidos de otros enormes exitazos como “Superdetective en Hollywood” o “El chico de oro”.  En 1988 Eddie ya tenía el mundo a sus pies, contaba con una carrera intachable y además se había follado a medio Hollywood. Fue ese mismo año cuando le permitieron que se llevara a la gran pantalla una película a partir de un argumento suyo la cual sería protagonizada por él a las órdenes de John Landis (quien ya le había dirigido en la mítica “Entre pillos anda el juego”) y que daría como resultado, a parte de uno de los grandes hitos de su carrera, una de las comedias más memorables de finales de siglo: “El príncipe de Zamunda”. Después de esto Eddie Murphy se consolidó definitivamente como uno de los cómicos más respetados y efectivos en taquilla de los USA por lo que tendría carta blanca para hacer lo que le saliese de la minga y de hecho así fue. Solo un año después decide llevar a cabo otro de sus proyectos personales sólo que esta vez escribiéndolo y dirigiéndolo él mismo. El proyecto fue “Noches de Harlem (Harlem Nights)” con la que Murphy tenía la ambición de realizar una recreación del Harlem de los años 30’s y además reunir a tres de los nombres más importantes de la comedia afroamericana de distintas generaciones cada uno de ellos: Redd Foxx, Richard Pryor (su ídolo y mayor influencia) y él mismo.



Todo pintaba la mar de bien: una peli protagonizada por Richard Pryor y Eddie Murphy!! Murphy (como ya he dicho) venía de tocar el cielo con “El príncipe de Zamunda” y Richard Pryor había estrenado unos meses antes “No me chilles que no te veo” (otro éxito de las comedias de los 80’s), por lo cual el film de Murphy contaba con un gran reclamo para el público. Sin embargo el problema estribaba en el hecho de que la película estaba escrita y dirigida por el propio Eddie Murphy, el cual para protagonizar pelis era genial pero lo que nadie podía saber era qué tal se desenvolvería contando historias (recordemos que aunque en “El príncipe de Zamunda” el argumento era suyo el guión no lo firmaba él) y más aún dirigiendo películas.

Las intenciones de un Murphy crecido por la fama eran prácticamente las de crear la gran comedia afroamericana: una película con estrellas, gracia y que recreara una etapa histórica de la comunidad afroamericana. Pero… ¿en qué quedó la cosa al final? Pues en que las estrellas estuvieron presentes pero Murphy no tenía el suficiente talento para escribir un guión con verdadera interés ni recrear como Dios manda una etapa histórica de su comunidad mediante una producción de Hollywood. El mayor reconocimiento que obtuvo la peli fue estar nominada al Oscar en la candidatura de “mejor vestuario” (cosa que no se le puede reprochar porque su vestuario es fantástico), por lo demás el film fue un fiasco artístico llevándose Murphy el galardón a “peor guión” (también fue nominado a peor director) en los Razzies. Sin embargo la peli funcionó de maravilla en taquilla recaudando solo en los USA tres veces más de lo que costó, por lo que (viéndolo en este sentido) el tiro no le salió tan mal a Murphy. Teniendo en cuenta el momento que atravesaba Murphy en su carrera (ninguna película protagonizada por él había defraudado y además protagonizaba la película nada menos que junto el gran Richard Pryor) el éxito en taquilla estaba casi asegurado, sin embargo “Noches de Harlem” supone el primer paso hacia el declive en la carrera de Murphy con la llegada del fin de la década de los 80’s. Después de “Noches de Harlem” el “efecto Murphy” empezaría a perder fuerza y sus películas serían de peor calidad, con la honrosísima excepción de “Boomerang” (la gran despedida del Murphy que molaba y una reflexión sobre su personaje público y sobre sí mismo).



“Noches de Harlem” (como he comentado antes) tuvo  éxito en taquilla pero la película no deja de ser un bodrio de tomo y lomo resultante de los delirios de grandeza de un Murphy al que le dio por erigirse como director, guionista, productor y protagonista de la cinta. En la película nos encontramos a través de un guión soso con un refrito de “El Golpe” en plan negroide que no mantiene nada bien el sentido del ritmo y que aburre en muchos más momentos de los que entretiene. Uno de los grandes fallos del guión es lo mal conjugadas que están las escenas cómicas con las serias, por no hablar del confuso modo en que están perfilados los personajes, salvándose de la quema los de Richard Pryor y Danny Aiello (posiblemente gracias a sus intérpretes). Murphy en cuanto a su interpretación aún contaba con esa presencia y elegancia tan característica suya en aquella época pero comete el error de componer un personaje que se da demasiada importancia a sí mismo (típico caso que suele dar cuando el prota tiene el control absoluto del proyecto).


Curioso es saber que después del film aparte de que comenzaría la decadencia en la carrera de Murphy, la carrera de Richard Pryor no volvería a despegar a pesar de que se intentó volver a probar la fortuna de nuevo junto a Gene Wilder en “No me mientas que te creo”


A pesar de que “Noches de Harlem” es un título que no suele gustarnos a los admiradores del Murphy de “Superdetective en Hollywood”, es la única peli (junto con “Entre pillos anda el juego”) de Murphy que llega ha gustar a algunos de sus detractores (seguramente por su artificioso intento de recuperar el sabor del cine clásico). Aunque “Noches de Harlem” no sea un gran film no deja de ser un título mítico aunque solo sea por el hecho de ser el proyecto personal más ambicioso (hasta cotas delirantes) de Murphy aparte de su único trabajo como guionista y director de cine y por lo que supuso en su carrera.


Más imágenes:


Redd Foxx, Richard Pryor y Eddie Murphy: tres generaciones de comedia afroamericana

Richard Pryor y Danny Aiello: el único duelo interpretativo verdaderamente interesante de la peli

Anuncios

6 comentarios

  1. A mi nunca me llamó la atención aunque molaba verle junto a otro mito de la comedia como Richard Pryor.


  2. La idea es muy buena, el resultado no tanto. Aún asi, la prefiero a todo lo último que ha hecho “el peor actor de la década”.


    • Las últimas pelis que ha hecho el bueno de Eddie son lamentables, “Noches de Harlem” como digo me parece una peli floja pero en comparación con alguna de las últimas de Murphy es una obra maestra!!!!

      Gracias por pasarte Fernando.


  3. La idea de esta pelicula era buena pero claro Eddy Murphy no dá para mas.


    • En mi opinión Eddie dio para mucho más, al menos como actor de comedia.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: