Archive for 30 marzo 2010

h1

Dennis Hopper al borde de la muerte (por lo que la gente empieza ha lamerle el culo)

marzo 30, 2010

Dennis Hopper es uno de mis actores más queridos y uno de los outsiders con más cojones de Hollywood. El actor cuenta en su haber con títulos como “Apocalipsis Now”, “La matanza de Texas 2”, “Terciopelo azul”, “Speed”, “Hoosiers”, “La ley de la calle”, “La leyenda del indomable”, “Rebelde sin causa”, “Amor a quemarropa” (donde protagonizó la mejor escena escrita por Tarantino) o la mítica película generacional, que también se encargó de escribir y dirigir, “Easy rider”. En los últimos años pocos directores le prestaron atención (por lo que quedó relegado a interpretar papeles secundarios) a excepción de George A. Romero que le rescató con un papel estelar en la magnífica “La tierra de los muertos vivientes”.

Además de su carrera como actor también cuenta con una de las biografías más intensas y morbosas del star system hollywoodiense. Sobre sus adicciones, ataques de locura o sus múltiples matrimonios se han escrito ríos de tinta. Ultimamente estaba tramitando su divorcio con la actriz Victoria Duffy, con la que llevaba 14 años casado. A este problema se le ha juntado un cáncer de próstata que le diagnosticaron en Octubre que ha hecho mella en el actor dejándole en un lamentable estado físico pesando solamente 50 kilos y que traerá consigo el inevitable fallecimiento del actor. Ante este hecho los medios no han tardado en hacerse eco y los mandamases de Hollywood, a los que antes tanto les inflaba los cojones la figura de Hopper, se han bajado los pantalones ante él y le han otorgado una estrella en el paseo de la fama antes de que sea demasiado tarde para que Dennis pueda asistir a semejante acontecimiento. A la inauguración de su estrella acudieron colegas suyos como Jack Nicholson, David Lynch y Viggo Mortensen. Este ensalzamiento de la figura del actor era de esperar, ahora (y más cuando aparezca la noticia de su muerte) a mucha gente se le llenará la boca hablando de la importancia de Hopper en el mundo del cine pero realmente a todos se la pelará (excepto a sus seres queridos y a sus fans). Está muy bonito decir lo buena que era la gente cuando se nos va pero no seamos hipócritas señores, Dennis no merecía irse de este mundo con estrellitas de pacotilla, ese no era su estilo, siempre ha estado por encima del bien y del mal, y, por supuesto, de esas mariconadas!

h1

Notición: Marisa Tomei y Jennifer Connelly aparecerán en la misma peli

marzo 23, 2010

La película me importa bastante poco, pero lo importante es que podremos ver por primera vez juntas en una película a dos diosas como lo son nuestras queridas Marisa Tomei y Jennifer Connelly. Aparte de a la Tomei y a la Connelly en la peli nos encontraremos con otros actores tan eficientes como Ed HarrisPierce Brosnan y Greg Kinnear. La película (que se titulará “Salvation Boulevard”) al parecer va ha ser uno de esos thrillers con toques de comedia destinados al público adulto que casi siempre terminan convirtiéndose en un puñetero coñazo.

h1

Intros míticas de series míticas: “Home Improvement”

marzo 17, 2010


h1

Harlem Nights (Eddie Murphy con ínfulas de gran autor)

marzo 15, 2010

A finales de los 80 Eddie Murphy se encontraba en la cima de su carrera, una carrera que había empezado a labrarse como cómico desde finales de los 70’s metiéndose de lleno en el mundo del cine a principios de los 80’s con hitos como “Límite 48 horas” y “Entre pillos anda el juego”. Estos títulos vendrían seguidos de otros enormes exitazos como “Superdetective en Hollywood” o “El chico de oro”.  En 1988 Eddie ya tenía el mundo a sus pies, contaba con una carrera intachable y además se había follado a medio Hollywood. Fue ese mismo año cuando le permitieron que se llevara a la gran pantalla una película a partir de un argumento suyo la cual sería protagonizada por él a las órdenes de John Landis (quien ya le había dirigido en la mítica “Entre pillos anda el juego”) y que daría como resultado, a parte de uno de los grandes hitos de su carrera, una de las comedias más memorables de finales de siglo: “El príncipe de Zamunda”. Después de esto Eddie Murphy se consolidó definitivamente como uno de los cómicos más respetados y efectivos en taquilla de los USA por lo que tendría carta blanca para hacer lo que le saliese de la minga y de hecho así fue. Solo un año después decide llevar a cabo otro de sus proyectos personales sólo que esta vez escribiéndolo y dirigiéndolo él mismo. El proyecto fue “Noches de Harlem (Harlem Nights)” con la que Murphy tenía la ambición de realizar una recreación del Harlem de los años 30’s y además reunir a tres de los nombres más importantes de la comedia afroamericana de distintas generaciones cada uno de ellos: Redd Foxx, Richard Pryor (su ídolo y mayor influencia) y él mismo.



Todo pintaba la mar de bien: una peli protagonizada por Richard Pryor y Eddie Murphy!! Murphy (como ya he dicho) venía de tocar el cielo con “El príncipe de Zamunda” y Richard Pryor había estrenado unos meses antes “No me chilles que no te veo” (otro éxito de las comedias de los 80’s), por lo cual el film de Murphy contaba con un gran reclamo para el público. Sin embargo el problema estribaba en el hecho de que la película estaba escrita y dirigida por el propio Eddie Murphy, el cual para protagonizar pelis era genial pero lo que nadie podía saber era qué tal se desenvolvería contando historias (recordemos que aunque en “El príncipe de Zamunda” el argumento era suyo el guión no lo firmaba él) y más aún dirigiendo películas.

Las intenciones de un Murphy crecido por la fama eran prácticamente las de crear la gran comedia afroamericana: una película con estrellas, gracia y que recreara una etapa histórica de la comunidad afroamericana. Pero… ¿en qué quedó la cosa al final? Pues en que las estrellas estuvieron presentes pero Murphy no tenía el suficiente talento para escribir un guión con verdadera interés ni recrear como Dios manda una etapa histórica de su comunidad mediante una producción de Hollywood. El mayor reconocimiento que obtuvo la peli fue estar nominada al Oscar en la candidatura de “mejor vestuario” (cosa que no se le puede reprochar porque su vestuario es fantástico), por lo demás el film fue un fiasco artístico llevándose Murphy el galardón a “peor guión” (también fue nominado a peor director) en los Razzies. Sin embargo la peli funcionó de maravilla en taquilla recaudando solo en los USA tres veces más de lo que costó, por lo que (viéndolo en este sentido) el tiro no le salió tan mal a Murphy. Teniendo en cuenta el momento que atravesaba Murphy en su carrera (ninguna película protagonizada por él había defraudado y además protagonizaba la película nada menos que junto el gran Richard Pryor) el éxito en taquilla estaba casi asegurado, sin embargo “Noches de Harlem” supone el primer paso hacia el declive en la carrera de Murphy con la llegada del fin de la década de los 80’s. Después de “Noches de Harlem” el “efecto Murphy” empezaría a perder fuerza y sus películas serían de peor calidad, con la honrosísima excepción de “Boomerang” (la gran despedida del Murphy que molaba y una reflexión sobre su personaje público y sobre sí mismo).



“Noches de Harlem” (como he comentado antes) tuvo  éxito en taquilla pero la película no deja de ser un bodrio de tomo y lomo resultante de los delirios de grandeza de un Murphy al que le dio por erigirse como director, guionista, productor y protagonista de la cinta. En la película nos encontramos a través de un guión soso con un refrito de “El Golpe” en plan negroide que no mantiene nada bien el sentido del ritmo y que aburre en muchos más momentos de los que entretiene. Uno de los grandes fallos del guión es lo mal conjugadas que están las escenas cómicas con las serias, por no hablar del confuso modo en que están perfilados los personajes, salvándose de la quema los de Richard Pryor y Danny Aiello (posiblemente gracias a sus intérpretes). Murphy en cuanto a su interpretación aún contaba con esa presencia y elegancia tan característica suya en aquella época pero comete el error de componer un personaje que se da demasiada importancia a sí mismo (típico caso que suele dar cuando el prota tiene el control absoluto del proyecto).


Curioso es saber que después del film aparte de que comenzaría la decadencia en la carrera de Murphy, la carrera de Richard Pryor no volvería a despegar a pesar de que se intentó volver a probar la fortuna de nuevo junto a Gene Wilder en “No me mientas que te creo”


A pesar de que “Noches de Harlem” es un título que no suele gustarnos a los admiradores del Murphy de “Superdetective en Hollywood”, es la única peli (junto con “Entre pillos anda el juego”) de Murphy que llega ha gustar a algunos de sus detractores (seguramente por su artificioso intento de recuperar el sabor del cine clásico). Aunque “Noches de Harlem” no sea un gran film no deja de ser un título mítico aunque solo sea por el hecho de ser el proyecto personal más ambicioso (hasta cotas delirantes) de Murphy aparte de su único trabajo como guionista y director de cine y por lo que supuso en su carrera.


Más imágenes:


Redd Foxx, Richard Pryor y Eddie Murphy: tres generaciones de comedia afroamericana

Richard Pryor y Danny Aiello: el único duelo interpretativo verdaderamente interesante de la peli

h1

John P. Ryan (actorazo de culto)

marzo 13, 2010

John P. Ryan fue uno de esos actores secundarios siempre eficientes que todos vemos pero cuyo nombre nunca memorizamos, están ahí y flipamos con sus interpretaciones pero muchas veces ni nos fijamos en el nombre que se esconde detrás del personaje que hemos visto en una peli. Hasta hace poco para mí John P. Ryan era uno de esos actores que me parece que hacen papeles de puta madre pero cuyo nombre desconocía, pero revisando la fantástica “El tren del infierno” al fin me dispuse ha corregir semejante error. “El tren del infierno” fue una de las más logradas producciones de la mítica Cannon que valió el Globo de Oro a mejor actor para Jon Voigh, tres nominaciones a los Oscars (mejor actor: Jon Voigh, mejor actor secundario: Eric Roberts, y mejor montaje) y optar por la Palma de Oro en el festival de Cannes (una atención inusual para una producción de la Cannon). Las nominaciones a distintos galardones desde mi punto de vista estaban más que merecidas pero hubo un gran olvidado y ese fue John P. Ryan que se marcaba un papelón de infarto en la película y daba la réplica perfecta a la acojonante interpretación de Jon Voigh componiendo el papel de su némesis, el alcaide Ranken. La relación de odio que se fraguó entre los dos personajes gracias a la interpretación de esos dos actorazos es digna de antología, sin duda de los mejores duelos del cine de los 80’s.

La falta de información que tenía sobre el actor hizo que al leer su biografía me llevase una desagradable sorpresa pues el actor falleció hace apenas tres años, en 2007. John P. Ryan sin duda pasará a la historia por esa composición perfecta de hijoputa sin límites que realizó para “El tren del infierno”, pero tampoco nos podemos olvidar de algunos de los títulos míticos en los que apareció: “Dillinger” de John Milius, “Mi vida es mi vida”“El cartero siempre llama dos veces”, “Hoffa”“Missouri” (todas éstas con Jack Nicholson, del que era un gran amigo), “Mundo futuro”, “Vivir sin aliento”, “Curso 1999”, “Delta Force 2”, “Death Wish 4”, “Arenas Blancas”, “Lazos ardientes” (su último papel, en 1996, año en que se retiró del mundo del cine y la televisión) y tampoco podemos olvidar de que fue el padre de la criatura en los clásicos de serie b “¡Está vivo!” y “Sigue vivo”.

John P. Ryan fue uno de esos actores de carácter  que tanto se echan de menos y que tanta falta harían al cine actual, un tipo que siempre ocupará un rincón en el corazón de este antro.

h1

Muere un mito ochentero

marzo 11, 2010

Ayer moría en extrañas circunstancias uno de los actores jóvenes más emblemáticos de los años 80: Corey Haim. De la estrella de rostro angelical de películas para adolescentes quedaba ya poco, como pudimos comprobar con su aparición en la tonta Crank 2″. Con respecto a la causa de su muerte se ha especulado que puede haber sido a causa de una sobredosis (cosa que no sería de extrañar debido a su fuerte adicción a las drogas) o de suicidio, pero según nuevas fuentes que vienen dadas por el agente del actor y también por su mejor amigo (el que fuera su compi de parranda y con el que protagonizase varias pelis míticas en los ochenta que les conformarían como la pareja juvenil de moda: Los Corey ), Corey Feldman, descartan que el actor haya muerto por los motivos que se han especulado. Según Feldman, Corey Haim fue “un hombre que lo único que quería era estar con su madre y que estuvo batallando contra su adicción toda la vida por lo menos desde los 15 años”. Hay que tener en cuenta que son las palabras de un amigo y que, como es normal, ante algo así no se puede ser objetivo por lo que el caso de la muerte de Haim aún está por esclarecerse.

Sea como fuere, poco importa. Corey Haim nos ha dejado pero aquí siempre tendremos un hueco en nuestro corazón para esta estrella de nuestra infancia que nos dejó con una frase tan gloriosas como aquella que soltaba en “Jóvenes Ocultos”: “Eres un jodido vampiro, ya verás cuando se entere mamá!”

Descansa en paz.

h1

Nueva etapa de El Confesionario

marzo 10, 2010

Dado los problemas que estaba dando blogger he decidido mudarme de blog. Comenzamos así, desde un nuevo servidor, otra etapa de este blog para que sigamos hablando de lo que nos salga de las pelotas (y como siempre con Ray Tango y Gabriel Cash vigilando desde la cabecera).