h1

My mom’s a werewolf

octubre 27, 2009

Cutrada al canto de manos de la Crown International Pictures con muy escaso encanto, una comedia de “terror” (teniendo en cuenta el tema, no el miedo que da) de serie b realizada a finales de los ochenta y que probablemente nace de la influencia del éxito que obtuvo la mítica “Teen Wolf” con Michael J. Fox. El director encargado de realizarla fue un tal Michael Fischa (especializado en pelis cutres de serie b y z) a partir de un guión de otro cineasta de misma índole llamado Mark Pirro, dicho guión se centra en la historia de una madre de familia insatisfecha con su marido y que tiene una aventura con el extraño dueño de una tienda de animales el cual tras morderla el dedo gordo del pie la infecta de una maldición licántropa que la llevará a vivir el proceso de transformación en mujer lobo, proceso que pondrá patas arriba el curso de su rutina diaria.
La película cuenta con un montaje bastante irregular además de los tópicos esenciales de este tipo de películas (cuando pretende hacer reír da vergüenza y cuando pretende impactar es cuando te descojonas). También hay que decir que el maquillaje, los efectos especiales y los disfraces son bastante pobres: ese pelaje (pelusilla blanca) tan poco creíble que le sale a la prota en las piernas, esos disfraces de monstruitos (que no podían faltar) cuando la prota y el responsable de la maldición se enfrentan convertidos ya en licántropos o la escena en la que vemos como el rostro de la protagonista vuelve a la normalidad (nada de efectos especiales, todo surge a la antigua usanza: fundiendo dos fotogramas). Pero tal vez merezca la pena su visionado solo por ver al mítico John Saxon haciendo de hombre lobo con clase y dando una lección de mal gusto y libidinosidad comiéndose una rata, lamiendo la mano de la protagonista o chupándola los pies (todo un caballero, vamos!). Por otra parte también hay que tener en cuenta la recurrente y repetida utilización del tema “Li’l Red Riding Hood” de Sam The Sham & The Pharoahs en la película.
Además de John Saxon en la película nos encontramos a la guapa modelo de los 60 Susan Blakely (que la vimos en “Dos hombre y medio” haciendo de novia madurita de Charlie) interpretando a la protagonista y John Schuck (quien interpretara al dentista del “M.A.S.H.” de Robert Altman) haciendo del marido de la prota. Como curiosidad sobre la distribución de la película decir que no pudo ser estrenada en el cine porque según el censor la peli contaba con una escena subida de tono entre John Saxon y Susan Blakely que para colmo no se incluyó en su edición en vídeo.
En fin, una película mala y cutre como era de esperar con algunos detalles bizarros que pueden encontrarse graciosos según cómo se miren y que si nos ponemos a analizarla de un modo sesudo podría entenderse como un alegato sobre la estabilidad del matrimonio y las consecuencias que pueden acarrear las infidelidades (que en la peli toman forma de mujer lobo).

Más imágenes:

Crown International Pictures (responsables de su distribución)

John Saxon dando rienda suelta a sus perversiones

Una convención friki de 1989

Susan Blakely, una mizguita de morbo en la cinta

A la Blakely se le cae la baba

Las caretas, un recurso mítico y especial en la serie b

Imágenes de la película
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: