h1

Wild Orchid (Cuando Mickey encontró a Carré)

marzo 5, 2010

Unos años después del bombazo que supuso “9 semanas y media” y debido a la consolidación como mito erótico de su protagonista, Mickey Rourke (que encarnó a la perfección al amante inquietante, misterioso y con cierta carga de perversión), Zalman King (creador de “9 semanas y media” (él escribió y participó en la producción del film de Adrian Lyne)) apoyado por Rourke decide volver a probar suerte con una nueva dosis de erotismo inquietante con mayor potencial visual que argumental fracasando en el intento de igualar los resultados conseguido con la mítica peli protagonizada por Rourke y Kim Basinger. “Orquídea salvaje”, además de estar escrita por Zalman King (de nuevo con colaboración femenina en la escritura del guión: el de “9 semanas y media” fue coescrito junto a Sarah Kernochan y el de “Orquídea salvaje” junto a Patricia Louisiana Knopp), también fue dirigida por él mismo y aparte de tener un resultado en taquilla bastante inferior a “9 semanas y media” el resultado artístico de la película también dejaba mucho que desear. Pero la peli sobre todo se ha convertido en un título mítico, y hasta me atrevería a decir que de culto, porque a partir de él se fraguó la relación amorosa entre Mickey Rourke y la modelo (debutaba en el cine con este film) Carré Otis, una de las relaciones más intensas y escandalosas de la historia del Hollywood de finales de siglo.


Mickey Rourke y Carré Otis al inicio de su relación


La película fue rodada en 1989 (estrenada en 1990) y por entonces Mickey aún continuaba con su esposa Debra Feuer con la que llevaba casado desde el año 1981 y con la que un año antes había realizado su única colaboración interpretativa en “Homeboy”. Ni siquiera las escenas rodadas con Kim Basinger o el maravilloso polvo con Lisa Bonet en “El corazón del ángel” habían logrado desestructurar la relación entre Mickey y Debra (aunque ella sabía que su marido no era ningún santo), pero bastó que apareciese Carré Otis para que Mickey y la Feuer acabasen divorciándose en el mismo 1989. La química que surgió entre Mickey y Carré era de esperar, ambos no solo eran guapos sino que también estaban como una chota. La pareja contrajo matrimonio en 1992, un año después de que Rourke decidiese volver al boxeo, y, como era de esperar en una relación vivida con tanta intensidad entre un hombre autodestructivo y una mujer enganchada a la heroína, corrieron numerosos rumores sensacionalistas y escabrosos sobre la pareja. A mediados de los 90′s la relación se hizo cada vez más tormentosa, antes de 1994 la Otis ya había cometido tres intentos de suicidio y su adicción a distintas drogas (predominando la heroína) cada vez era más grave por mucho que Rourke intentase sacarla de ese mundillo. En el año 1994 Rourke fue arrestado ya que Carré le denunció por malos tratos pero al final fue absuelto porque ella no presentó cargos. Según Rourke él jamás hubiese sido capaz de pegar a alguien a quien haya querido tanto y que lo que ocurrió fue que la pilló in fraganti metiéndose heroína con dos colegas drogatas, por lo que Mickey la emprendió a hostia limpia con los dos en un lugar público (trayendo consigo un gran escándalo puesto que uno de ellos tuvo que ser hospitalizado). En 1998 la pareja se divorció y Rourke pasó por uno de los peores momentos de su vida teniendo que ser ingresado en un centro psiquiátrico (no era la primera vez que padecía una de estas crisis). Él se arrastró e intentó que ella regresase a su lado pero ella se negó puesto que consideraba que si volvía con él volvería también a caer en las drogas. A día de hoy Carré Otis ha rehecho su vida con un científico con el cual comparte un hijo. Mientras tanto Mickey Rourke, que asegura que sigue enamorado de ella y que jamás lo podrá superar, vive una segunda adolescencia follándose a cuantas jóvenes modelos se le ponga por delante. Según palabras de Mickey lo que sucedió fue lo siguiente: “Conocí a una mujer que había sufrido tanto como yo y se armó la de Dios.”


Mickey Rourke y Carré Otis al final de su relación (el deterioro en ambos es notable)

Entrando ya a comentar la película, en “Orquídea salvaje” se nos traslada a un paraje exótico (Río de Janeiro) para contarnos la historia de un excéntrico e introvertido millonario interpretado por Rourke que provoca un morbo tremendo en cualquier mujer que se cruza en su camino. Jacqueline Bisset interpreta a una empresaria que contrata a una recién licenciada (Carré Otis) que apenas conoce más mundo que su pueblo. Debido a un asunto inesperado el personaje interpretado por la Bisset, que tenía una cita con el de Rourke, tendrá que ausentarse y mandará a Carré Otis a que acuda a la cita por ella. Poco a poco el personaje de la Otis acabará cayendo en la trampa de Rourke fascinada por el aura misteriosa que irradia y ante la que ni siquiera su resuelta jefa ha podido resistirse. Sin embargo entablar una relación amorosa con él será más complicado y tortuoso de lo que se podría esperar de cualquier relación convencional ya que el personaje de Rourke está lleno de secretos y complejos que le impiden tener contacto físico con cualquier otra persona.

La idea del personaje de Rourke es la muy interesante, se trata de un ser torturado al estilo de “El fantasma de la ópera” o “El hombre sin rostro” pero en lugar de estar deformado físicamente se traslada esa deformidad a una dimensión psicológica. La pena es que el guión no esté lo suficientemente depurado y se preste más atención en lograr una atmósfera anodina basada en el puro exhibicionismo. Eso sí, la atmósfera de exotismo erótico está muy conseguida y a ratos resulta fascinante gracias tanto al inquietante morbo de sus protagonistas como a los ambientes tropicales y carnavalescos que se nos retratan (¿tomaría nota Kubrick sobre el detalle de la fiesta erótica con la gente enmascarada para su “Eyes wide shut”? no lo creo, aunque nunca se sabe… ) y también a su hipnótica banda sonora predominando sobre todo las composiciones realizadas por Paradise (que alcanzan su cúlmen con ese pedazo de “Love theme”) y la inclusión del temazo “Wheeler’s howling” de The Rhytm Methodists en una escena gratuita en la que vemos a Rourke exhibirse meditabundo mientras conduce una Chopper (Rourke es un apasionado por la motos).


 

¿¿¿Tomaría nota Stanley Kubrick???

La película causó cierto revuelo con su estreno ya que fue calificada “X” puesto que, según los censores, contaba con escenas de sexo demasiado gráficas como para calificarla simplemente “R”. La calificación de película “X” iba a limitar su distribución, por lo cual Zalman King tuvo que recortar parte de la escena en la que Rourke y Otis echan el polvo ya que se rumoreaba que en un momento podía comprobarse que la penetración era real (cosa que los protagonistas negaron). Al parecer en el programa de Roger Ebert y Gene Siskel hubo un debate a este respecto en el cual Ebert mediante un fotograma de la película mostró que esa penetración no podía demostrarse puesto que los genitales de Rourke estaban entre sombras y no podían verse. Esto provocó que la película dejase de ser etiquetada como “X” y que tuviese que crearse una etiqueta nueva para las películas destinadas a un público adulto en los USA y que fue la de no recomendada a menores de 17 años. Finalmente la película fue estrenada en vídeo con el montaje del director.


Algunos fotogramas de la escena de la discordia

En cuanto a las interpretaciones decir que Mickey Rourke tiene esa presencia y sensualidad que tanto le caracterizaba aunque la composición de su personaje es mucho más exagerada que el John de “9 semanas y media” (a veces da la impresión de que nos encontramos ante una autoparodia). Jacqueline Bisset es una diosa, un millón de veces mejor actriz y de una belleza más fascinante que Carré Otis pero lo cierto es que en cuanto a morbo (que al fin y al cabo es la principal baza de la peli) la Otis no anda mal, de hecho su mayor logro es lo guapa que sale. Zalman King no es un gran realizador ni mucho menos uno al uso pero su labor por conseguir atmósferas y ambientes extraños y cargados de exotismo es bastante encomiable, además su obra adquiere un carácter personal y reconocible cosa que por definición le convierte en lo que la crítica denomina como auteur. King es una figura clave dentro el erotismo shoft, romántico e idealizado de la Ámerica de finales del siglo XX. A parte de convertir a Rourke en la fantasía de las jovencitas ochenteras con “9 semanas y media” (y después con “Orquídea salvaje”), también mostró al mundo el morbo de Sherilyn Fenn (actriz muy olvidada desde hace tiempo) con “Encrucijada de pasiones” (debut en el cine de Milla Jovovich) y de Linda Fiorentino en “Wild Fire”. Pero sin duda su gran logro desde “9 semanas y media” (aunque no llegase a convertirse en el fenómeno que fue esa película) fue la mítica serie para dultos de los 90′s “El diario del zapato rojo” en la que David Duchovny nos presentaba en cada capítulo distintas historias que giraban en torno a relaciones sexuales que guardaban el nexo en común de ser tortuosas. Por otra parte, decir que en el 91 dirigiría una segunda parte de “Orquídea salvaje” pero esta al parecer vez la función ya no la salvaba ni el Tato.


“Orquídea salvaje” es una película que a día de hoy se ha quedado un tanto trasnochada aunque de todas formas en su época no supuso ninguna novedad, recordemos que en 1990 se retornó al modelo de historias románticas más convencionales gracias al éxito ese mismo año de “Ghost” y “Pretty Woman” que poco tenían que ver con la visiónsobre la pasión primitiva sin límites que trataba de mostrar Zalman King.


Más imágenes:


Imagen promocional

Cartel italiano con una anodina imagen de Mickey Rourke

Los protas una vez se lanzan le seguirán dando hasta en los créditos finales

Más imágenes de la película
About these ads

5 comentarios

  1. Tremenda historia. Algún día harán una biopic de Mickey..


  2. Hombre tiene una biografía interesantísima nuestro Mickey, pero miedo me da que hagan un biopic sobre él en el Hollywood actual.Una pregunta aparte del tema: ¿vosotros también veis una sola entrada en la página principal o me pasa solo a mí?


  3. Si, yo veo solo una entrada, y ayer puse un comentario y creo que no ha salido!Por cierto, me han chapado mi blog!


  4. No me jodas Serrano, cómo han podido hacer eso????Me ausento un fin de semana y pasa todo esto!!!


  5. Te pongo tu primer comentario Carlos que al parecer sí que me llegó al correo (no pienses que mis intenciones son de censurar a nadie, el problema debe ser de blogger):CARLOS SERRANO dijo…"Estaría bien revisar el film, solo recuerdo la escena de Asumpta Serna! Aunque supongo que era un bodrio de cuidadooooooo"



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: